Localización (web, app, videojuegos)

La Transformación Digital ha convertido a las webs y apps en dos herramientas fundamentales para el establecimiento de negocios y la difusión de la información dentro de un mercado global. No obstante, para ofrecer una web o una aplicación en diferentes mercados, con idiomas diferentes, no basta con traducir las palabras que contiene: hay que localizarla.

La localización es una adaptación completa a un nuevo mercado, incluyendo tanto el aspecto cultural y lingüístico (tarea propia de un traductor) como la localización técnica: adaptación de los menús, del software, código, fuentes, tamaños de archivo y un largo etcétera.

La Transformación Digital ha convertido a las webs y apps en dos herramientas fundamentales para el establecimiento de negocios y la difusión de la información dentro de un mercado global. No obstante, para ofrecer una web o una aplicación en diferentes mercados, con idiomas diferentes, no basta con traducir las palabras que contiene: hay que localizarla.

La localización es una adaptación completa a un nuevo mercado, incluyendo tanto el aspecto cultural y lingüístico (tarea propia de un traductor) como la localización técnica: adaptación de los menús, del software, código, fuentes, tamaños de archivo y un largo etcétera.

Todo esto se hace con el objetivo de respetar los formatos originales, pero adaptándolos a la particularidad de cada idioma o país; y teniendo siempre en cuenta los objetivos particulares del cliente en cada mercado.

De este modo, la localización es más que la traducción y la adaptación de los textos traducidos: conlleva un tratamiento técnico exhaustivo de los formatos para una comunicación multilingüe, llegando a integrar procesos de automatización para la incorporación de nuevos productos o páginas que se dan de alta periódicamente.

¿Cuándo realizar una localización?

El proceso de traducción o localización de una web o una app dependerá de las particularidades de esta. Se recomienda que este proceso se lleve a cabo cuando una empresa decide dar el paso de internalización, pero puede hacerse a posteriori, trabajando con el integrador de la plataforma de gestión de contenidos para conseguir los objetivos que la empresa se plantea.

Para cualquiera de los dos casos, en Linguaserve contamos con un equipo multidisciplinar que puede asesorarle en la traducción y localización de webs y apps, estáticas o dinámicas.

¿Qué aporta la localización?

Los consumidores son más propensos a consumir en sitios webs o apps que se encuentran íntegramente en su idioma de preferencia. Esto incluye aspectos como los contenidos (en formato texto, gráfico, tablas, multimedia…), las fichas técnicas, los chats de ayuda, los aspectos legales de la web, los banners, el proceso de pago o los errores de navegación. De este modo, los usuarios de todos los mercados se sienten como clientes de primera clase, al nivel de los del país matriz de la empresa.

Lengua y cultura no se entienden la una sin la otra. Por ello, en la localización se tienen en cuenta aspectos culturales, como el sentido de la lectura, el tipo de alfabeto, las onomatopeyas, los referentes de la cultura popular, los colores de preferencia o incluso las imágenes de stock (por ejemplo, evitando que se muestren gestos con las manos, un elemento de conflicto común entre diferentes nacionalidades).

A la hora de traducir y localizar una página web, es imprescindible que el posicionamiento web se mantenga en la lengua de destino. Los profesionales encargados de esta labor deben tener un amplio conocimiento del mercado para elegir las palabras claves o ‘keywords’ que permitan conseguir una buena posición en los buscadores, que no tienen por qué coincidir con la traducción exacta de las palabras clave en la lengua de origen.

Herramientas para la localización

El servicio de traducción web y localización requiere la estandarización de tratamientos de formatos, procesos de producción, testing y verificación, conjuntamente con una gestión de proyecto que sea eficaz y rentable, para asegurar que todas las partes de la web o la app funcionan a la perfección en todas las lenguas.

En Linguaserve, disponemos de una solución para cada necesidad:

  • Entorno tecnológico y software utilizado
  • Análisis de contenidos, estructura, navegación
  • Análisis y generación de glosarios de control orientados al SEO
  • Extracción, procesamiento e inserción de contenidos traducibles con filtros y herramientas avanzadas
  • Traducción y localización de textos con traductores homologados nativos
  • Localización y tratamiento técnico de gráficos y material multimedia
  • Testing lingüístico en navegación y verificación

También contamos con soluciones que permiten la más avanzada interoperabilidad para garantizar la adaptación al entorno tecnológico y a los objetivos de cada cliente.

  • Webservices SOAP, RESTful y publicación Proxy en tiempo real
  • Conexión de flujos de trabajo
  • Activación y control automático de tareas
  • Uso de XML, XLIFF y metadatos
  • HTML, HTML5, Angular y JSON
  • Tratamiento de código HTML dentro de estructuras XML
  • Gestión eficaz e integrada
  • Servicio desatendido de traducción y localización
  • Reducción de esfuerzo en gestión y seguimiento
  • Tratamiento de WAI (A, AA, AAA)
  • Y mucho más…

Localización: el control de la calidad

Hay varios niveles de control de calidad para asegurar la excelencia de la traducción y localización de una web o aplicación.

  • Calidad lingüística: se asegura la ausencia de faltas de ortografía o errores gramaticales, así como la consistencia del texto y de su terminología.
  • Calidad técnica: se verifica el correcto funcionamiento de la web o de la app, el código, los enlaces, etiquetas y metaetiquetas HTML, formularios de contacto, bases de datos y software específico.
  • Calidad visual: se comprueba el diseño de página, los elementos gráficos (iconos, imágenes, colores, banners…) y que el nuevo texto generado encaje a la perfección en el producto final.
  • Calidad funcional: se verifica el total funcionamiento desde distintos dispositivos, sistemas operativos, redes y navegadores, además de asegurar el mantenimiento y la correcta posibilidad de actualización de los recursos.

Las especificidades de la localización de videojuegos

Los videojuegos también necesitan adaptarse a las distintas configuraciones regionales, tanto a nivel de hardware y software como a nivel lingüístico y cultural. Esto último implica modificar el producto lo que sea necesario para que este se adapte a la cultura de cada región, cambiando nombres de personajes y referencias culturales si es necesario.

En algunos casos, incluso llega a modificarse el aspecto de los personajes, sus gestos o los escenarios, con el objetivo de que los jugadores de las diferentes partes del mundo se sientan cómodos con el videojuego.

La localización de videojuegos comporta una traducción con un gran componente creativo, que incluye el diálogo para doblaje, el diálogo para subtitulado o el arte gráfico en palabras, pero también una traducción técnica de los textos de los menús o las instrucciones. Por ello, los traductores deben conocer a la perfección tanto el entorno cultural del juego como el vocabulario específico del sector y nociones básicas del lenguaje de programación.

Tenemos casos de éxito en todos los sectores. Conoce alguno de ellos:

Administración pública

Banca y seguros

Educación y Deporte

Energía

Moda, Retail & Ecommerce

Salud

Telecomunicaciones & Tecnología

Turismo y Hoteles

Todas estas empresas ya confían en nosotros. ¿Y la suya?